compartir en:

Un grupo de científicos ha descubierto que algunas zonas de California se han hundido y otras han salido a la superficie alrededor de la falla de San Andrés, algo que ocasionaría aún más daño de registrarse un terremoto.

Así lo dio a conocer el portal Smithsonian, citando a los expertos que manifestaban que ya esperaban que algunas partes del estado se movieran hacia la falla más grande de California, sin embargo un estudio reciente en la revista Nature Geoscience produjo las primeras imágenes que confirman el fenómeno.

El estudio halló que gran parte de la cuenca de Los Ángeles se está hundiendo, alrededor de dos o tres milímetros anualmente, y otras áreas del norte y el oeste, por el contrario, emergen tales como Santa Bárbara y San Bernardino.

Se espera que cuando un terremoto afecte el estado, gran parte del sur de California regresen a su lugar, es decir que durante ese evento la energía acumulada sea liberada.

Algunas zonas alrededor de la falla de San Andrés no se han movido de manera significante en más de 150 años. Es muy difícil, sin embargo, predecir cuándo ocurrirá un terremoto en la zona.