compartir en:

Leonides Lauro Aguilar, de 81 años, con domicilio en la colonia El Empleado, de Cuernavaca, murió al sufrir un infarto cuando se encontraba limpiando la tumba de su hijo en el panteón de la colonia Teopanzolco, de Cuernavaca, para colocarle un par de veladoras.
Foto: STAFF / DDM