compartir en:

Contando con el apoyo de amigos de toda la vida, de la sociedad y del trabajo de algunos artistas, se realizó una comida en un tradicional restaurante de Cuernavaca para contribuir a la noble causa de apoyar al pintor Marcial Camilo Ayala.

Artista nacido en Guerrero, pero con más de 40 años viviendo en la capital de Morelos, quien a causa de diabetes, perdió uno de sus brazos, sin poder ahora trabajar y crear importantes obras y pinturas. 

Un artista que viajó a Nueva York, Chicago y otros lugares del mundo para dar a conocer su trabajo y a quien al día de hoy le ofrecen lo recaudado de toda la venta del día de comida, bebidas y postres, así como de la compra de trabajos donados por artistas como Alejandro Aranda y Nicolás de Jesús, amigos y colaboradores del pintor. 

Por: Mariana García