compartir en:

En Las Mañanitas se contó con la participación del chef Pablo Salas, quien con el apoyo del equipo encabezado por el chef Mauricio Espinoza, dio vida a un menú de seis tiempos durante esta velada gastronómica. 
La cena tuvo como decoración bellas mesas estilo vintage, con hileras de brillantes focos para la iluminación y flores en tonos amarillo con blanco. 
Esta ocasión comenzó con las palabras del anfitrión, quien destacó que los platillos son elaborados con productos subutilizados, es decir, son ingredientes que a las personas no les gusta usar normalmente o son muy raros. 
Para iniciar, se ofreció una ensalada de betabel rostizado, tocino de papada hecho en casa, nueces garapiñadas y queso de cabra servido con Gin tonic. Continúo con obispo Tenancingo, carne molida de cerdo sazonada con epazote, guajillo, cebolla y almendras tostadas con salsa de chile manzano acompañado con cerveza artesanal. 
El tercer tiempo consistió en crema de calabaza y elote, chorizo y queso panela artesanal junto con vino blanco; para el cuarto tiempo se ofreció salmón de Texcaltitlán con salsa cremosa de chile manzano, acelgas del huerto y gratín de papa. Como quinto tiempo, hubo lengua de res encacahuatada con puré de papa y brócoli, polvo de aceitunas negras y emulsión de alcaparras; estos dos últimos platillos se pudieron disfrutar con una copa de vino tinto. 
De postre, se sirvió buñuelo con papaya y mango con helado de queso, acompañado de rico vino. 

 

Por: Alfredo Valdez   /  [email protected]