Con la finalidad de apoyar y crear una diversión en grande entre amigos y parejas, se realizó el primer festival denominado “Electropical Colors”.
Al ritmo de música electrónica mezclada por distintos DJs, mucho color  creado con polvos Holi y  diversión  acuática extrema, el festival se convirtió en una estancia agradable para las decenas de jóvenes, quienes decidieron asistir y apoyar a quienes lo necesitan, ya que  gran parte de lo recaudado en este festival será destinado a familias afectadas por el sismo.
Durante su estancia, los presentes también pudieron disfrutar de las inmensas áreas verdes del lugar, acceder a la ‘pool party’, viajar en globo aerostático, acampar y vivir la adrenalina en los toboganes, olvidándose por completo del estrés por más de doce horas continuas.