Gerardo, de 38 años, fue detenido al ser sorprendido con cuatro dosis de cocaína en polvo, tras amenazar a un peatón que lo observó cuando se le cayó la droga al caminar por la avenida Morelos, de la colonia Centro de Cuernavaca, por lo que fue puesto a disposición del Ministerio Público, por delitos contra la salud.