compartir en:

Estados Unidos.- Golden State Warriors y Cleveland Cavaliers disputarán este día el título de la NBA, en el séptimo y definitivo juego de la serie en la Oracle Arena de Oakland, sin un favorito en una serie nivelada.
Warriors llega presionado al definitivo partido, después de perder una cómoda ventaja de dos juegos en la final y después desapareció con una gran reacción de los Cavaliers.
A los Warriors no les entran las canastas como en la temporada regular, “las cosas no han salido a nuestra manera pese a cómo fue en la campaña regular”, dijo el base de los Warriors, Stephen Curry, ícono del equipo.
“Los playoffs no han sido fáciles. No ha sido un paseo. No ha habido nada perfecto en ello. Es frustrante, pero el trabajo que hemos hecho y la oportunidad que nos hemos dado con un Juego siete 7 para ganar las finales en casa, uno tiene que estar emocionado por eso”, agregó el jugador.
Harrison Barnes, Shaun Livingston y Draymond Green, piezas clave de Warriors, admitieron que necesitan mucha mejoría para tener opciones ante LeBron James y Cavaliers en el juego anunciaron el día de ayer en la Oracle Arena de Oakland, por lo que no existe mañana para ninguna de las escuadras.