Madrid.- En un duelo que pintaba para una remontada histórica, el árbitro Michael Oliver fue el protagonista al otorgarle un penal de último minuto al Real Madrid y llegar a las semifinales de la Liga de Campeones, pese a caer 3-1 en la vuelta ante la Juventus.
La escuadra “bianconeri” presionó rápidamente y con poco más de un minuto disputado en el juego, abrió el marcador gracias al cabezazo de Mandzukic.
Al 37, Mandzukic consiguió su doblete con un remate de cabeza dentro del área luego de un servicio de Stephan Lischteiner.
Al minuto 60, Keylor Navas no pudo controlar un centro al área y dejó el balón muerto con la portería desprotegida para que Blaise Matuidi empujara el esférico y anotara el tercero.
Sin embargo, en el minuto 93, los locales consiguieron un penal ante la polémica arbitral, pues Michael Oliver, pitó una supuesta falta de Benatia sobre Lucas Vázquez y tras la acción expulsó a Buffon por reclamarle.
Tras varios minutos de reclamos Cristiano Ronaldo ejecutó el penal para poner el 3-1 final.

TAGS EN ESTA NOTA: