compartir en:

En un bache se convirtió un registro telefónico ubicado en la calle Galeana, esquina con Zapote, al parecer, por el paso continuo de rutas. Un palo con unas cintas advierten del peligro de pasar por ahí; sin embargo, durante la noche, la señal no es visible y pudiera ocasionar un accidente.