Jiutepec, MORELOS.- En el panteón de Jiutepec, ayer, cientos de personas visitaron las tumbas de sus seres queridos, por lo cual desde temprano ingresaron con ramos de cempasúchil en mano.
Como es tradición entre morelenses, las familias se congregaron en las tumbas para rezar y poner agua bendita y alguna veladora, no sin haberlas limpiado; muchas de ellas aprovecharon para desayunar o comer al lado de los que se les adelantaron al más allá.
En el cementerio de Jiutepec, el cual es uno de los más grande del municipio, una procesión sorprendió a muchos, pues desde las 8:00 horas fue llevada al camposanto la imagen de las benditas ánimas del purgatorio (“El ánima sola”), la cual es celebrada el 2 de noviembre.
Dicha caravana fue acompañada por uno de los mayordomos de la iglesia “Santiago apóstol”, mientras una banda de viento interpretó melodías alegres.
Finalmente, una celebración eucarística a mediodía cerró el acto en el cementerio de Jiutepec.
Cabe mencionar que dicho panteón también fue dañado por el terremoto ocurrido el año pasado, pues una barda colapsó; fue reconstruida y ya no tiene falla estructural para evitar contratiempos a deudos.

Celebración. A pesar del dolor que provoca la pérdida de un familiar, los que permanecen en este mundo les llevan música de la que más les gustaba hasta la tumba, como en este caso en el panteón de Jiutepec.

 

Por: Luis Flores / luis.flores@diariodemorelos.com

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp