París.- La selección francesa de futbol entrenó a puerta cerrada y con medidas excepcionales de seguridad con miras a su juego contra Uruguay para evitar fugas sobre su estrategia para su crucial partido de cuartos de final, reportaron medios galos.
De acuerdo con fuentes periodísticas, la selección gala prohibió el acceso a los periodistas a su centro de entrenamiento y reforzó de manera importante el operativo policial de seguridad.
La sesión de entrenamiento se celebró en el estadio de Glebovets con un operativo especial de los servicios de seguridad y de la policía rusa vigilando el recinto para evitar la entrada de periodistas. Incluso se prohibió filmar a las cadenas de televisión que estaban instaladas en el estadio para realizar sus enlaces.
El técnico decidió realizar el cambio luego de que en el anterior juego se filtrase, 48 horas antes, la alineación de Francia.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...