compartir en:

Un motín ocurrido en el Instituto Penal Agrícola de Bauru, Brasil provocó que 200 presos se fugaran. Quemaron colchones provocando incendios en algunas zonas del edificio. Aparentemente la protesta se desató porque un guardia le quitó el celular a un preso, sin embargo otras fuentes indican que se debió a las condiciones de hacinamiento en la prisión.

informaron que el edificio "tiene una capacidad para 1.124 reclusos, pero contenía a 1.427". Durante la protesta de los reclusos, y mientras siete camiones de bomberos intentaban apagar el fuego, los detenidos se fugaron.

La Policía Militar aseguró que rápidamente la situación fue controlada y algunos fueron recapturados. 

Asimismo se señaló que hubo heridos leves y ningún agente penitenciario fue tomado como rehén