compartir en:

A punto de atropellar a los trabajadores del Paso Express y de una gasolinera, estuvo un joven tras chocar su auto Versa, color azul, contra las ballenas de plástico colocadas para dividir un carril de la autopista México-Acapulco, a la altura del kilómetro 84, en la colonia Antonio Barona, de Cuernavaca, luego de que se equivocara de pedal y en lugar de frenar acelerara.