Con un mensaje póstumo que decía que no culparan a nadie de su muerte, fue localizado el cadáver de Julián, de 31 años, luego de que se cortara las venas y se arrojara a un pozo adentro de su casa, ubicada en la carretera Tlaltizapán–Yautepec, a la altura de la colonia Bonifacio García, en Tlaltizapán, de donde fue rescatado por bomberos, mientras peritos del Semefo tomaron conocimiento.

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...