compartir en:

En el mensaje que dirigió el Presidente municipal de este puerto,  Evodio Velázquez Aguirre, quien le dijo a los acapulqueños que cambiaba su discurso por “haberles hablado  con el corazón”, dio  a conocer que se construirá en su último año de gobierno el Cristo más grande del mundo.

El mensaje del primer edil municipal, destacó porque además de presentar un video publicitario con los avances y resultados de la administración que él preside, también dio cuenta los proyectos que ya tiene programado y gestionado para realizar en el último año de gobierno.

“Y es que les quiero hablar como dice mi gente, en el pueblo; cuando el presidente tiene los pelos de la burra en la mano”, en relación a que las obras y proyectos que iniciarán en su último año de gestión serán realizadas a cabalidad puesto que ya hay un rubro presupuestado y planeado.

Velázquez Aguirre mencionó que entre otras obras de relumbrón que se avecinan en su último año de gobierno, como es la creación del Museo Contemporáneo en la zona del Centro de la ciudad, se construirá el “Centro de Construcción de Paz” que albergará el monumento a Cristo, que será incluso más grande y alto que el que se encuentra en Brasil, el de Perú o el de Bolivia.

El alcalde porteño destacó que será se va a presentar un proyecto de un lugar que permitirá identificar a Acapulco en todo el mundo con este monumento.

Posteriormente, en entrevista con el primer edil, Velázquez Aguirre mencionó que la inversión de dicho proyecto es de 50 millones de pesos, además de 10 millones de pesos más que  ya se han invertido en el proyecto, que ya se ha echado a andar con el arreglo del camino que lleva hasta el parque del Veladero, donde se ubicará dicha estructura.

El primer edil en el municipio en el discurso, además de agradecer a todos los que hacen parte de su gobierno, como los que levantan la escoba y acarrean la pala en las calles, es decir “a todos los trabajadores del ayuntamiento a quienes reconozco su labor diaria”; reconoció en su persona al hijo, al padre, al esposo que representa, agradeciendo con ello el apoyo incondicional de su esposa, la profesora Perla Edith de Velázquez, quien ha estado a su lado incondicionalmente.