compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Cubetas con cemento o rellenas de piedras, llantas o conos, son los objetos que utilizan los franeleros para apartan los lugares en las principales calles del primer cuadro de la capital, y cederlos a aquellos automovilistas que pagan por el espacio, a pesar de que el Reglamento de Tránsito de Cuernavaca lo prohíbe explícitamente en el artículo 55.
En un recorrido por diversos puntos de la ciudad, se observó la situación en las calles de Nezahualcóyotl y Galeana, en donde se comprobó que varios automovilistas no pueden estacionar sus vehículos en las líneas amarillas, debido a que los espacios están apartados.
Al ser entrevistados algunos conductores mencionaron que es injusto, ya que los espacios en línea amarilla están apartados por los “viene viene” y tienen que pagar aunque sólo se paren unos minutos.
“Me parece que es un poco injusto porque algunos sólo venimos de entrada por salida, y por estos lugares que están apartados debemos buscar otro sitio; cuando vienes a trabajar y a quedarte todo el día debes buscar un estacionamiento”, comentó el conductor Erick López, quien tuvo que irse a un lugar lejano a 
estacionarse.
Aunque el artículo 55 del Reglamento de Tránsito de Cuernavaca refiere: “Queda prohibido apartar lugares de estacionamiento en la vía pública, así como poner objetos que obstaculicen el mismo, los cuales deberán ser removidos por los agentes de Tránsito”, las personas hacen caso omiso y muchos viven de ello.
A pesar de que la dirección de Tránsito y Vialidad es la encargada de regular estas situaciones, los “viene viene” siguen adueñándose de las calles, sin que las autoridades hagan algo al respecto para evitarlo. 

"Me parece que es un poco injusto porque algunos sólo venimos de entrada por salida, y por estos lugares que están apartados debemos buscar otro sitio; cuando vienes a trabajar y a quedarte todo el día debes buscar un estacionamiento.”  Erick López, automovilista.

Resguardan. No sólo los franeleros, también los dueños de algunos inmuebles apartan sus aceras para evitar que se estacionen otros coches.

La ley dice...
El artículo 55 del Reglamento de Tránsito de Cuernavaca señala que queda prohibido apartar lugares de estacionamiento en la vía pública y poner objetos que obstaculicen el mismo.

 

Por:  VALERIA ORTEGA  /  [email protected]