compartir en:

Un trabajo fino y delicado es el que ayer llevaron a cabo arqueólogos de la Procuraduría General de la República (PGR), manifestó Samuel Nava Vázquez, médico legista de la Fiscalía General del Estado (FGE) y coordinador general de Servicios Periciales.
“La excavación se llevo a cabo con arqueólogos que es diferente al antropólogo, son dos áreas totalmente diferentes, muy afines pero diferentes; entonces la excavación la llevó a cabo un arqueólogo de la PGR y la cual la tuvo que hacer por etapas, porque al hacer uso de la maquinaria se tiene que hacer con mucho cuidado para no maltratar los cuerpos”, abundó.
Explicó que el arqueólogo debió excarvar capa por capa, ir vigilando y haciendo sus mediciones para poder llegar a la capa final donde están los cuerpos y  evitar daños en los cuerpos.
“La función es poder llevar a cabo la excavación hasta llegar a los cuerpos, ahí termina su función; después sigue el trabajo del forense donde hay que extraer los cuerpos para comenzar a trabajarlos en la identificación que es el tema que nos ocupa”, expresó.
Por Omar Romero