Miles de capitalinos que tienen como destino Cuernavaca o Acapulco, se quedaron atorados por horas en la caseta de Tlalpan, luego de que Capufe decidió reducir las garitas de cobro, para evitar contagios de COVID19.

Desde hace varias horas se ha visto afectada la circulación en la autopista México-Cuernavaca, a la altura del kilómetro 24, debido a que sólo dos garitas de cobro se encuentran abiertas con dirección a Cuernavaca.

 

Aunque el tráfico se genera en ambos sentidos, es mayor con dirección a Morelos, por lo que la afectación ya llega hasta Periférico.

“Debido a la contingencia sanitaria por covid-19, se reduce el número de carriles de cobro en efectivo". "De esta manera se protege la salud de los y las usuarias, así como la de nuestro personal operativo”, informó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y Caminos y Puentes Federales (Capufe).

 

Se quejan usuarios

“Está de la fregada, llevamos dos horas aquí en el tráfico y no podemos avanzar, yo entiendo lo de la contingencia, pero si ya anunciaron el semáforo naranja, ¿Por qué no abrir más garitas?”, comentó Alberto, un automovilista en el lugar.

Sin embargo, otros comentarios fueron en torno en que los "chilangos" deberían quedarse en casa, pues se tiene el temor que puedan volver a disparar los contagios en Morelos, se lee en Facebook

"Que parte de quédense en su casa , no entendieron, vienen a Morelos y andan como si estuvieran de vacaciones, sin ninguna protección", dijo por su parte Beatriz Morales

En la zona hay elementos de la Guardia Nacional y de Seguridad de la caseta de peaje. Autoridades recomiendan utilizar, como alternativa vial, la carretera federal México-Cuernavaca.

Sin embargo, también está afectada la circulación de Viaducto-Tlalpan, a partir de Periférico y la Av. de los Insurgentes. 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado