Antes de que se decidieran los equipos que protagonizarían la edición número 55 ° del Super Bowl de la NFL , se informó el roster de referees que impondrían justicia en dicho evento. Entre ellos destaca Sarah Thomas, quien se convertirá en la primera mujer árbitro en la historia de un Super Bowl.

En los Estados Unidos Sarah es bastante conocida, pero en otras partes del mundo poco es lo que se sabe de ella. Así que aquí te traemos 5 cosas que no sabías sobre esta mujer que hará historia hoy. Conócela.

- Ser la primera árbitro en un Super Bowl no es su único logro

Sarah Thomas no es ajena a romper las barreras de género. Quizás con lo que todo comenzó, además de su experiencia en los emparrillados colegiales, fue que ofició un juego de pretemporada entre los New Orleans Saints y los Oakland Raiders antes de hacerse árbitro permanente de la NFL en 2015, siendo la primera en hacerlo. Además, también es la primera mujer en ser árbitro de playoffs, con 4 juegos de experiencia en su haber.

- Arbitró un juego mientras estaba embarazada

En 1999, cuando Sarah arbitraba en una escuela secundaria, trabajó el reloj mientras se encontraban embarazada. "Las esposas de mi equipo me hicieron una camiseta de árbitro de maternidad. Estar ahí afuera, enorme y con rayas ha sido la única vez que me he sentido fuera de lugar", contó Thomas al New York Times.

- No se ha dejado menospreciar por un hombre como oficial

Sarah Thomas no siente que ser una mujer en la industria del deporte dominada por hombres inhiba sus oportunidades profesionales. En 2013, dijo: "No siento que haya sido más difícil para mí porque soy mujer pues solo estamos aquí trabajando como oficiales (...) Creo que en nuestras credenciales, solo como oficiales, es lo que nos mueve, no por nuestro género o nuestra raza "

- Tiene otras ocupaciones

Thomas tiene un trabajo de tiempo completo en ventas farmacéuticas para Novo Nordisk. (Utiliza todo su tiempo de vacaciones en su carrera como árbitro). También es madre de tres hijos. Además de emplear ayuda de cuidado infantil, se mantiene extremadamente organizada cuando se trata de su familia. "Aprendí rápidamente a tener todo en su lugar antes de irme", dijo en una entrevista.

- Ha sufrido lesiones en su profesión

Sarah ha dicho que un árbitro debe estar en la posición correcta en cada jugada. En diciembre del año pasado se rompió una muñeca luego de haber recibido un golpe fuerte durante el desarrollo de una jugada. "Necesitas tener la mentalidad de un mariscal de campo. Tienes que saber lo que va a ejecutar la ofensiva antes de que se rompa el balón. Los árbitros realmente buenos hacen eso".

- La discriminación ha sido inevitable en su carrera

A Thomas no le gusta reconocer ningún prejuicio que pueda haber enfrentado como resultado de ser una mujer en una industria dominada por hombres. Pero claro que los existen. Se le pidió que se metiera el cabello debajo de la gorra y que no se maquillara para que su género fuera menos obvio para la multitud. Se trataba de percepción, dice. Thomas declaró que otros oficiales no querían que la gente dijera: "Oh, esa es una chica, no sabe nada de fútbol. ¿Por qué está aquí?". Sarah Thomas es un ejemplo de perseverancia y, a pesar de las barreras, ha llegado a lo más alto de la NFL.