compartir en:

Autoridades de San Miguel de Allende recibieron la noche del jueves en una ceremonia en Nueva York el reconocimiento que la distingue como “la mejor ciudad del mundo” para el turismo, de acuerdo con la publicación Travel + Leisure.

En una ceremonia celebrada en un salón del Centro Rockefeller de Manhattan, Jacqueline Gifford, editora de proyectos especiales de Travel + Leisure, entregó una placa al presidente municipal de San Miguel, Ricardo Villarreal, y al secretario de Turismo del estado de Guanajuato, Fernando Olivera.

El reconocimiento fue concedido luego que el pasado 11 de julio, la publicación con sede en Nueva York reveló que San Miguel de Allende había sido seleccionada como la mejor ciudad del mundo con base en una encuesta entre miles de sus lectores.

Esta es la primera vez que una ciudad mexicana es seleccionada como la mejor ciudad del mundo en la encuesta anual de Travel + Leisure, una de las más influyentes publicaciones de la industria turística internacional.

“Nuestros lectores mencionaron la historia, la tradición, la cultura, el arte y la fascinantes cocina como los factores por lo que eligieron a San Miguel, pero todos coincidieron en que la principal característica es la calidez de su gente”, dijo Gifford.

Por su parte, Villarreal mencionó que la distinción otorgada a San Miguel es una manera de reconocer la importancia de México como un destino turístico de primer nivel, que ofrece cultura, tradiciones, gastronomía y calidez.

“Cuando hablas de todos estos elementos el mejor destino en México es San Miguel de Allende. No hay otro destino en el país que reúne de mejor manera todos estos elementos, por ello no sólo la ciudad es la mejor del país sino del mundo”, apuntó Villarreal.

Basado en una encuesta entre sus lectores, la publicación otorgó una puntuación de 92.12 puntos a San Miguel, por encima de la estadunidense Charleston, en Carolina del Sur; y de Chiang Mai, en Tailandia. Asimismo en sexto lugar fue seleccionada la ciudad de Oaxaca.

La publicación describió a la ciudad como “un tesoro colonial anclado por el jardín central, una frondosa plaza marcada por cafés al aire libre y la color de rosa Parroquia de San Miguel Arcángel”, que atrae tanto a mexicanos como a expatriados estadunidenses.

La encuesta resaltó además la importancia de las galerías de arte y de los textiles, así como de boutiques independientes que venden productos artesanales.