compartir en:

El ultimo año no fue fácil para Samsung, luego del incidente del Note 7 que la obligó a sacar el modelo del mercado y afectara sus ventas de 2016, sin embargo, la surcoreana ha sabido darle la vuelta a la página y regresar a la primera posición en el mercado de smartphones en el mundo.

La directora de Mercadotecnia de la compañía en México, Claudia Contreras, aseguró a Notimex que el lanzamiento del nuevo Galaxy Note 8 representa el cierre de un año muy duro y complicado, pero de grandes aprendizajes, en donde la compañía ha dado una lección de como levantarse de una crisis.

"Fue un año complicado, difícil, pero hoy estamos contando otra historia, una historia de éxito a través de este lanzamiento, estamos seguros que nos va a ir muy bien. Habla de una compañía que en plena crisis salió, dio la cara, tomó las medidas necesarias para corregir los errores y estamos aquí", anotó.

Y es que Samsung empezó bien 2017, ya que en Latinoamérica su Galaxy S8 se ha convertido en el smartphone de la marca más vendido de América Latina, superando en un 50 por ciento las ventas del Galaxy S7.

De hecho, en Argentina, Brasil y México ha comercializado casi dos veces más unidades que su versión anterior.

Contreras comentó que la expectativa del Note 8 es romper la meta de ventas que tienen, la cual es bastante agresiva (sin que precisara el número), "sabemos que lo podemos lograr, hay mucha gente allá afuera que está esperando este teléfono".

Esto representa un giro al panorama de la compañía al cierre de 2016, ya que de acuerdo con datos de Gartner, Apple volvió a la cima del mercado mundial de smartphones luego de dos años, con una participación de 17.9 por ciento al cuarto trimestre, ligeramente por arriba de la surcoreana que terminó con el 17.8.

El director de investigación de la consultora, Anshul Gupta, dijo que las ventas de teléfonos inteligentes de Samsung comenzaron a caer en el tercer trimestre del año pasado, y la decisión de descontinuar el Galaxy Note 7 las frenó en los últimos tres meses, al dejar un hueco en su gama de teléfonos de pantalla grande.

Sin embargo, para 2017 el panorama de la surcoreana se tornó distinto, donde una pieza clave fue el lanzamiento de su Galaxy S8, ya que para el primer trimestre volvió a liderar el mercado con una participación de 20.7 por ciento, en tanto que Apple se ubicó en la segunda posición con el 13.7.

Mientras que para el segundo trimestre de este año, Samsung se mantuvo a la cabeza con el 22.5 por ciento y amplió la distancia con compañía encabezada por Tim Cook, la cual cerró con el 12.1 por ciento.

El analista de  Gartner explicó que si bien la empresa había sido duramente golpeada por problemas con la Galaxy Note 7, el Galaxy S8 y S8+ están recuperando la alta demanda de sus teléfonos inteligentes, a pesar de la creciente competencia de marcas chinas como Huawei, Oppo y Vivo.

Claudia Contreras señaló a su vez que el mercado de smartphones es cada vez es más difícil.

Sin embargo, dijo, lo importante es que haya un mercado para todos y la clave está mantenerse, sacar ventaja "y Samsung siempre sea realizado por innovar con la mejor tecnología".

"La clave de Samsung es que tenemos diferentes celulares para diferentes personas, con diferentes precios, tenemos un teléfono para que necesidad, eso es lo que nos ha hecho crecer, todo lo que nosotros sacamos es basado en estudios, estamos oyendo consumido y le damos lo que él quiere", aseguró.