compartir en:

El Salvador.- Con la frase de “Vamos a jugarnos todo, no va a ser un partido donde México va a venir y meter cinco”, Henry Romero, capitán de El Salvador, apagó las voces que ven como un “trámite” el partido que el Tri disputará mañana en el Cuscatlán, en la quinta fecha de la fase de grupos previa al Hexagonal Final rumbo a Rusia 2018.

Romero resaltó que si bien el momento que vive la Selecta no es el mejor, también están conscientes que ante el Tri se juegan su última carta por lo que no será un día de campo para México.

“Vamos con la mentalidad de saber que es la última oportunidad que tenemos y con el ambiente hostil que siempre nos acompaña para tratar de ganar y mantener la esperanza.

“Estamos con ganas de seguir teniendo aspiraciones, ningún partido es fácil, va a ser complicado para ellos, la gente ha perdido un poco la ilusión pero por tratarse de México y por el amor que sienten por El Salvador se harán presentes y van a generar esa presión que siempre meten”, expresó en entrevista.

Por: DDM STAFF