Sevilla.- En un duelo de alto voltaje, el Sevilla recibió al Manchester United ante un Sánchez Pizjuan pletórico; el equipo visitante sintió la presión del estadio, pero gracias al portero De Gea salieron vivos y Sevilla tendrá que buscar la hazaña en Inglaterra si quiere avanzar de ronda en la Champions.
Las cosas comenzaron mal para la visita tras la lesión de Ander Herrera, dejando su lugar a Pogba, al minuto 17.
En los instantes finales del primer tiempo, el arquero de los “Red Devils”, David De Gea, regaló la atajada del partido al sacar un cabezazo del colombiano Luis Muriel para mantener el 0-0 y ahogar el grito de gol en las tribunas.
Para la segunda mitad, la presión que ejercía desde la grada la afición del equipo “Nervión”, parecía surtir efecto en el cuadro inglés, sin embargo, el Sevilla no supo aprovechar las oportunidades.
Cerca estuvo el United de romper el empate, tras una acción que terminó en supuesto gol de Lukaku, sin embargo, el silbante del encuentro anuló dicha acción y mantuvo el encuentro 0-0 a escasos cinco minutos del final.