Sin intervención humana al volante, el prototipo de Roborace dio su primera vuelta en el circuito de Donington Park; preparan el debut del auto para la previa de la Fórmula E en 2017.

 

En un futuro, las carreras pronto serán protagonizadas sólo por vehículos autónomos, sin pilotos humanos al mando de los vehículos. Esa es, al menos, la visión que tiene Roborace, una compañía que desarrolló un modelo con diseño futurista que planea desarrollar las tecnologías de conducción autónoma en competencias que se llevarán a cabo en distintas ciudades de todo el mundo, como en la Fórmula 1.

La compañía puso a prueba el primer prototipo en el circuito británico de Donington Park. DevBot, como se conoce a este particular vehículo, sólo completó una vuelta sin control humano. Sin embargo, las próximas pruebas planean poner a prueba a varios vehículos, donde se pondrá a prueba los ajustes de los ingenieros de cada equipo junto al algoritmo que lleve cada auto.

A su vez, los creadores de esta iniciativa planean que el DevBot debute en la Fórmula E como animador en la previa de cada una de las carreras. Algunos ponen en duda si habrá algún interés en una futura competencia donde sólo participen vehículos autónomos

 

 

"Todavía existe una interacción humana con estos vehículos. Los ingenieros pueden realizar diversos ajustes en cada uno de sus autos, como el tipo de freno, por ejemplo", señala Justin Cooke, de Roborace.

La versión final del prototipo será sin el habitáculo del conductor, y en las imágenes preliminares se pudo ver al modelo autónomo con un aspecto futurista más audaz, diseñado por Daniel Simon, con experiencia en automotrices como Audi, Bentley y Bugatti, y fue consultor de varios films de Disney en la creación de los vehículos utilizados en las películas Tron Legacy, Capitán América y Prometheus.

 

Nota recomendada Spotify vs Apple: la batalla por la música