Jiutepec, MORELOS.- Los pequeños productores de plantas de ornato del ejido Cliserio Alanís, en Jiutepec, colocaron con problemas y con poca ganancia, el cempasúchil en maceta que reprodujeron.
Nicolasa López Olivera explicó que son varios los factores que influyeron en los resultados que el ejido obtuvo en la venta.
Entre estos están la sobreoferta y el poco tiempo que los productores tienen para lograr venderla.
La producción en exceso, dijo, los obligó a sacrificar la ganancia a cambio de agotar los inventarios, en los ocho días en que tiene lugar la mayor venta.
“Si en ese tiempo no se acaba el producto, se convierte en pérdida y preferimos rematarlo, aunque sacrifiquemos la poca ganancia que nos deja”, dice.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]