compartir en:

A pesar de que se el felino encontraba en buen estado y recibía los cuidados necesarios, Profepa aseguró al animal debido a que la norma no permite la exhibición de esta especie en vía pública.

En atención a una denuncia ciudadana hecha a través de Facebook, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró un jaguar (Panthera onca) en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, que era paseado en la vía pública.

Inspectores federales realizaron la investigación que permitió dar con el paradero del dueño del ejemplar, hembra, de aproximadamente un año ocho meses de edad, con sistema de marcaje de microchip, así como nota de remisión con todos los requisitos establecidos por la Ley General de Vida Silvestre.

A pesar de que el jaguar se encontraba en buen estado de salud y recibía los cuidados veterinarios necesarios con la aplicación de vacunas y desparasitaciones, la norma no permite la exhibición de especies de silvestres en vía pública; además que el domicilio donde vivía no reúne los requisitos mínimos que garanticen su trato digno y respetuoso.

Por lo anterior, la Profepa procedió, conforme al artículo 119, fracciones II y VII, de la Ley General de Vida Silvestre al aseguramiento precautorio del ejemplar, trasladándolo bajo resguardo a una Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA), hasta que el propietario demuestre contar con las instalaciones y registros correspondientes para su manejo y manutención en cautiverio.

El jaguar es el felino más grande de América y en México se encuentra listado como una especie en Peligro de Extinción (P) conforme la Norma Oficial Mexicana 059, además de que está incluido en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).