Este domingo 25 de octubre termina el horario de verano, desde hace 24 años inició esta acción en México y según a especialistas es "efectivo para la moderación del uso de energía eléctrica".

Sin embargo, en la realidad el ahorro podría no ser tan significativo, de acuerdo con un ejercicio que Diario de Morelos hizo en cuanto al consumo de energía con relación a la cifra de ahorro nacional.

¿Cuánto consume Morelos de energía al año?

Es decir, por ejemplo, el consumo nacional anual de energía ronda los 227 millones 928 mil gigawatts, de los cuales, Morelos consume alrededor de 2 millones 399 mil GW al año.

Lo anterior se desprende de una consulta a la base de datos del Sistema de Información Energética, de la Secretaría de Energía (Sener)

Esto significa que del total nacional, alrededor del 1.05 por ciento de las cifras del país corresponde a Morelos.

Y debido a que tanto la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como la Sener no cuentan con cifras disponibles para consulta inmediata sobre el ahorro de energía por estado, decidimos carcularlo en base a esta proporción.

Las últimas cifras son de 2018

De esta manera, considerando la última cifra de ahorro de energia por el horario de verano, se tiene que es de 2018. La de 2019 aún no está actualizada

En 2018, con la implementación del Horario de Verano, se obtuvo un ahorro en consumo medido en Gigawatts-hora (GWh) de 945.29.

Un año antes la cifra fue de 885 GWh. Los números de estos años distan de lo que se logró en 2013, cuando el ahorro en consumo alcanzó mil 224 GWh.

El ahorro conseguido a nivel nacional en 2018 es equivalente al abastecimiento del consumo eléctrico de 589 mil casas habitación durante todo un año, con un consumo promedio de 266 kWh/bimestre, de acuerdo al Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE).

Bajo esa proporción, se tiene que en Morelos se consiguió un ahorro total anual de 9.92 GW al año, o el equivalente a 6 mil 185 casas habitación durante 12 meses.

Considerando que el INEGI informa que en 2020 en Morelos existen alrededor de 750 mil viviendas, la proporción por casa habitación es que del total, menos del 1 por ciento habría logrado ahorros, sin considerar que la cifra es estimada e involucra los consumos de empresas, negocios, edificios y alumbrado público.

De acuerdo con el FIDE, en el país se evitó la emisión a la atmósfera de 548 mil toneladas de bióxido de carbono, principal contaminante del efecto invernadero, el equivalente a la quema de 1,198 mil barriles de petróleo.

El ahorro económico obtenido por la implementación del horario 2018 se estima en 1 mil 393 millones de pesos a nivel nacional, con un costo medio de la energía eléctrica de 1.4805 pesos por kWh para los usuarios domésticos.

Para Morelos, en ese año, conservando la proporción, los ahorros rondaron en 14 millones 626 mil pesos.

¿Cuándo atrasar el reloj?

La recomendación para la ciudadanía es que el sábado antes de dormir, atrasen sus relojes para despertar el domingo con el horario normal, esto ayudará también a que la sociedad tenga efectos desfavorables en sus rutinas diarias.

Autoridades de la CFE, han destacado que dicha estrategia iniciada en 1996, ha permitido una moderación sustancial de la demanda eléctrica, en específico durante los tiempos cuando más se utiliza la electricidad, de las 19:00 a las 22:00 horas.

Por lo tanto las personas usuarias gastan menos, además, se beneficia al medio ambiente, pues se reduce la quema de combustibles utilizados en la generación de electricidad.

Los especialistas han asegurado que la hora extra de luz solar que se percibe en este horario de invierno beneficia a todos los sectores, ya que a lo largo de siete meses se encienden las luces una hora más tarde, lo que reduce la demanda en  referida horario pico.

No todo es color rosa

De acuerdo con estudios realizados por la Facultad de Medicina de la UNAM, el cambio de horario puede afectar aspectos biológicos de las personas como su rendimiento fisiológico, emocional e intelectual. Por ejemplo, en las y los niños el cambio de horario puede alterar su ciclo de sueño y su necesidad de ingerir alimentos; en las personas mayores el cambio también afecta su ciclo de sueño, lo que les puede generar periodos de insomnio que lleguen a confundir e incluso angustiar a las personas. 

Además, un informe técnico elaborado por la Secretaría de Energía detalló que a partir de 2013 ha disminuido el ahorro.

En dicho estudio se señala que, en el periodo comprendido entre 2013 y 2016, el ahorro en el consumo de energía se redujo en un 20.3%, y en demanda evitada se disminuyó hasta en un 44.3%.