compartir en:

Decenas de familias de diferentes lugares acudieron a visitar a sus fieles difuntos en el panteón de Yautepec; con música, flores y hasta platillos pasaron un rato con ese consanguíneo que ya no se encuentra presente. Principalmente de la localidad, la gente acudió al panteón municipal donde descansan los restos de sus familiares, que ayer como cada 2 de noviembre, visitan para recordar viejos tiempos. “Cada año vengo a verlo, es mi hermano que se fue hace 15 años; días antes le vengo a arreglar su altar y ya hoy desde muy temprano me traigo a mis hijos para que lo acompañemos”, expresó la señora Refugio Gómez.

Un ritual que se repite año con año...
Lleno de color el lugar, con un ambiente de llanto y alegría, las personas se saludan al entrar al panteón, todos llevan el mismo objetivo, visitar a sus fieles difuntos, hacerles un tributo y después seguir sus actividades.