La Agencia Espacial de Rusia Roscosmos fracasó hoy en colocar en órbita su satélite meteorológico Meteor-M2, lanzado poco antes a bordo del cohete Soyuz-2 desde el cosmódromo Voctochino, en el extremo oriente del país.

“La última etapa del cohete con el bloque impulsor Fregat y el satélite Meteor-M2 llegó hasta la órbita intermedia, pero más tarde no se pudo establecer comunicación con el satélite debido a que no llegó a la órbita planeada”, precisó Roscosmos en un comunicado difundido por medios rusos.

El Soyuz transportaba el satélite meteorológico Meteor-M2 y un microsatélite de Rusia, además 18 mini o microsatélites de instituciones o empresas de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Japón, Noruega y Suecia.

El lanzamiento del cohete Soyuz-2.1b con el Meteor-M2, el segundo que se efectúa desde Vostochni, desde que fue inaugurado en abril de 2016, se produjo a las 08:41 horas de Moscú.

Según las agencias rusas de noticias, el fracaso podría haber sido por un fallo en el módulo Fregat, que entra en funcionamiento en la etapa final del lanzamiento.

El vocero del Kremlin, Dmitrr Peskov, pidió evitar conclusiones precipitadas sobre el fracaso del lanzamiento del satélite meteorológico y esperar información de las entidades correspondientes, sobre todo de Roscosmos.

Vostochni, que se encuentra en la región oriental de Amur, cerca de la frontera con China, puede convertirse en la plataforma de lanzamiento de los distintos módulos del nuevo programa lunar ruso, cuyo objetivo es alcanzar el satélite de la Tierra en 2029.

El cosmódromo, con una superficie de 700 kilómetros cuadrados, reemplazará en el futuro a la legendaria base de Baikonur, en Kazajistán, y garantizará la independencia de Rusia en el cumplimiento de su programa espacial.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...