Rusia ha empezado a desarrollar un ambicioso proyecto de exploración cósmica. El país planea terminar para el 2025 la construcción de su propia estación espacial que entre otras cosas servirá de base para los vuelos hacia la Luna.

Los rusos analizan abandonar la colaboración internacional existente con Estados Unidos, Canadá, Japón y Europa, consideran retirarse del programa de la estación Espacial Internacional (EEI) para hacerlo de manera individual. De concretarse, sería un duro golpe para la Estación Espacial Internacional.

La construcción de la nueva estación espacial rusa está a cargo de la corporación espacial RKK «Energiya», que apuesta a tener el módulo listo para su lanzamiento en 2025. Actualmente, los especialistas están trabajando en el primer módulo científico-energético, que sería la base de la futura plataforma y serviría para suministrar la energía a todos los sistemas, ubicar a los cosmonautas y también realizar diferentes tipos de experimentos. Mientras tanto, crece la preocupación por saber si en efecto Rusia dejará de formar parte de la Estación Espacial Internacional.

Lanzada en 1998 y con la participación de Rusia, Estados Unidos, Canadá y la Agencia Europea, la EEI es una  de las colaboraciones internacionales más ambiciosas de la historia de la humanidad. Sin embargo, el recrudecimiento de la histórica tensión entre las potencias sería clave para entender por qué se construirá una nueva estación espacial rusa. Pero la situación no se limita a una vieja rivalidad política y militar, sino que también abarca enormes intereses económicos y de presencia aeroespacial.

El viceprimer Ministro de Rusia, Yury Borisov, dijo en los últimos días que Moscú estaba considerando si abandonar el programa de la EEI a partir de 2025 debido a la antigüedad de la estación y no relacionado a una cuestión política.

Cabe mencionar que Rusia perdió su monopolio de vuelos tripulados a la EEI el año pasado después de la primera misión exitosa de la compañía estadounidense Space X.

Finalmente desde la Agencia Espacial Federal Rusa aclararon que aún no se tomó ninguna determinación real con respecto al tema. "Cuando tomemos una decisión, iniciaremos negociaciones con nuestros socios sobre las formas y condiciones de cooperación más allá de 2024", dijeron los directivos de Roscosmos.

estacion.jpg