compartir en:

Manama- La segunda carrera de la temporada de Fórmula Uno fue para Nico Rosberg, el alemán hizo suyo el Gran Premio de Baréin con lo que alarga su liderato y pone distancia en el campeonato de pilotos.
Mientras que el finlandés Kimi Raikkonen se interpuso entre el equipo de Mercedes para acabar en segundo lugar, con lo que dejó al británico Lewis Hamilton en tercero.
Un comienzo desquiciado tuvo el GP con un par de toques, que a unos les benefició a otros terminó por condicionarles la carrera.
Rosberg aprovechó la salida para superar al “poleman” Hamilton y adueñarse de una carrera en la que la mayoría del tiempo y estar mirando al resto por el retrovisor.
En el parte de los afectados, un toque del finlandés Valtteri Bottas con Lewis echó a perder la carrera del británico, también el mexicano Sergio Pérez salió afectado y tuvo que entrar inmediatamente a boxes, para perder tiempo y no recuperarlo en el resto de la carrera y acabar en el sitio 16, detrás de su compañero, Nico Hulkenberg, que fue 15.
Por su parte, Esteban Gutiérrez abandonó en la vuelta 11 y su compañero Romain Grosjean puso al VF-16 en el quinto puesto.