Oaxtepec.- Ser campeones por segundo año consecutivo de la Copa Morelos no fue obra de la casualidad para Colonia Zapata, ya que el plantel fue armado para levantar el Chinelo de Bronce.

El mediocampista Julio Robledo destacó el esfuerzo que puso el equipo al quedarse con 9 jugadores, ante Panthers Tlayacapan, en la Final de Vuelta.

“Las circunstancias del partido nos complicaron, pero gracias a Dios sacamos el resultado.

“Se armó un equipo para eso (ser campeones) y gracias a Dios cumplimos la meta. Hay 25 jugadores que pueden ser titulares, pero con 9 hombres se partieron el alma, somos campeones y la gente está feliz”, dijo Robledo, expulsado en la Final de manera tonta por insultar al árbitro.

El ex americanista ya tiene un bicampeonato con Xochitepec.

“Es mi tercera Final. Gracias a Dios ya le había ganado a Selección Zapata y al Tepoztlán. Mi familia está feliz y yo contento de poder darle esta alegría, ya que nos apoyó desde el principio”, dijo el originario de la Otilio Montaño, en Jiutepec.

Por Marco Avelino

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...