Frustradas quedaron las ilusiones de una familia la madrugada de ayer, luego de que los amantes de lo ajeno abrieran el local en el que en próximos días se abriría un negocio de alquiler de computadoras, dejando pérdidas estimadas de 20 mil pesos.
Cerca de las ocho y media de la mañana, cuando Alejandro Porcayo y su familia se trasladaron a la calle Del hospital, de Yautepec, se percataron de que los candados habían sido removidos y que la cortina se encortaba abierta.
Al entrar encontraron sólo los gabinetes donde estaban cuatro computadoras y un aparato multifuncional.