compartir en:

“Me dicen que soy un ignorante, no sé de derecho, ni de política, pero sé cómo ayudar a la gente”, expresó Cuauhtémoc Blanco Bravo, alcalde de Cuernavaca, durante su Primer Informe de Gobierno.

Con la presencia de su gabinete, cinco regidores de los 13 que integran el Ayuntamiento, el edil, en su mensaje, dijo no creer en la política, pues para ser buen político se tiene que ser honrado y auténtico: “La gente tiene que confiar en mí”.

Advirtió con seguir trabajando honestamente, con responsabilidad y aseguró que no se va a dejar intimidar, tras entregar de manera escrita su informe de actividades de su primer año de gestión al frente del municipio.

Informó que en este año se han atendido más de 100 denuncias de corrupción y se han sancionado a más de 80 servidores públicos. Además, denunciaron a seis altos funcionarios de las dos últimas administraciones, “no vamos a tolerar la corrupción”.

“Voy a insistir en un gobierno honrado. Voy a entregar un gobierno limpio y no voy a abandonar mis principios”, expresó Blanco, tras agradecer con voz entrecortada y en medio del llanto por la presencia de su madre, esposa, amigos y colaboradores.

A sus amigos de siempre, a los futbolistas que son sus compañeros, el alcalde capitalino agradeció sus enseñanzas, con las que “la única forma de ganar es con esfuerzo y dedicación”.

Antes del discurso del alcalde, proyectaron un video que duró 45 minutos en donde se informó de las obras que se realizaron en su primer año, en donde recordó que su candidatura fue validada por los órganos electorales.
También, se proyectó la disminución de delitos en 17 por ciento, de los 72 millones invertidos con el apoyo de la Federación y de las gestiones y programas médicos que permitieron beneficiar a más de 3 mil ciudadanos.