Cuernavaca, Morelos.- Miles de personas visitaron el poblado de Ocotepec para seguir la representación de la Pasión de Cristo, la escenificación más grande que se lleva a cabo en Morelos.

Desde hace más de 150 años, vecinos de Ocotepec se preparan año con año para representar los últimos momentos de la vida de Jesús y hasta que es crucificado, para hacerlo más real instalan diversos escenarios distribuidos en todo el pueblo,  y cierran diversas calles para que los visitantes los sigan en el recorrido.

Ayer, desde muy temprano los más de 60 actores comenzaron su participación, mientras que los más de cien organizadores vigilaban hasta el más mínimo detalle, para que los visitantes disfrutaran del espectáculo.

A pesar de los intensos rayos del Sol y las altas temperaturas registradas al medíadía, los actores desempeñaron con orgullo su papel, mientras que los visitantes observaban bajo las sombrillas, sombreros, gorras y cualquier otro objeto que les permitiría
protegerse.

Después de su aprehensión, Jesucristo y los dos ladrones, Dimas y Gestas, caminaron al Calvario, cargando sus pesadas cruces. En esta representación los azotes y golpes que reciben los actores son reales, incluso desde los ensayos reciben latigazos como parte del entrenamiento, el cual no solo es espiritual, también es físico.

Poco a poco llegó la gente, iniciaron unos cientos, pero al culminar, cuando Jesús es crucificado en la cruz, sumaban miles de personas que caminaban atrás de los actores hasta que llegaron al Calvario, más de un kilómetro de distancia caminaron por caminos empedrados, hasta llegar una de las partes más altas de Ocotepec, 

Esta representación es una de las celebraciones más importantes para la gente del pueblo, se ha convertido en una gran verbena, pues al término de la escenificación disfrutan de los antojitos mexicanos, las bebidas refrescantes y los juegos mecánicos que son instalados en los alrededores.

Marcela García
[email protected]