CUERNAVACA, MORELOS.- La Visitaduría Itinerante de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHEM) revisará las condiciones del sector al que serán enviadas las personas detenidas tras la aplicación del alcoholímetro, que arranca la próxima semana en Cuernavaca.
Jorge Arturo Olivares Brito, presidente de la CDHEM, explicó que el sector ubicado en el circuito Adolfo López Mateos al que son enviadas las personas que cometen faltas administrativas, no reunían las condiciones necesarias, por ello harán una inspección.
“Se han tenido que revisar estos lugares en diferentes oportunidades y hemos encontrado que en el pasado tenían problemas; el lugar no es del todo adecuado, hemos instruido al visitador itinerante que haga una supervisión, sin embargo, repito, es un mecanismo que tendrá que ser revisado en su parte final”, expresó.
Dijo que a pesar de que autoridades anunciaron que habrá dos visitadores de manera permanente, no han sido informados de la mecánica de este esquema, además no cuentan con los recursos suficientes, por lo que su participación sería aleatoriamente para corroborar que no existan violaciones a derechos humanos.
“Era importante prever que si el conductor en el momento de ser determinado como infractor fuera con un acompañante y estuviera en condiciones de llevar a la persona al domicilio, no tendría la necesidad de pagarse una arrastre”, agregó Olivares Brito.

Discrepancia. Jorge Arturo Olivares Brito asegura que las instalaciones han presentado problemas para albergar a los detenidos.

Por: Omar Romero
[email protected]