compartir en:

Londres.- La Agencia Alimentaria británica anunció hoy que muchos de los productos afectados con huevos contaminados -como ensaladas y sandwiches- que se venden en los supermercados ya han sido consumidos, pero muchos más con fecha de caducidad vigente están siendo retirados de los anaqueles.

Reino Unido se une a la lista de países europeos que han reibido más de 700 mil huevos contaminados procedentes de granjas en Holanda, muchos más de los 20 mil que originalmente habían estimado las autoridades sanitarias.

La Agencia Alimentaria (FSA, por sus siglas en inglés) señaló que “es improbable” que los huevos contaminados con un insecticida representen un peligro para la salud.

Los huevos infectados con el insecticida fipronil para tratar pulgas en el sector agropecuario entraron a la cadena alimenticia en la preparación de alimentos perecederos como sandwiches de huevo, ensaladas y mayonesas.

La Organización Mundial de la Salud considera que el insecticida es moderadamente peligroso para la salud humana y puede tener efectos en el hígado, los riñones y la tiroides.

Las autoridades en Holanda arrestaron a dos sujetos como parte de las investigaciones sobre huevos contaminados.

Una organización de granjeros en Holanda señaló que 300 mil gallinas han sido sacrificadas y millones más sufrirán la misma suerte.

Gran Bretaña produce 85 por ciento de los huevos que consume, pero importa más de dos mil millones cada año.

El Consejo Británico de la Industria del Huevo señaló que los huevos frescos no están contaminados y los consumidores deben seguir ingiriéndolos de manera normal.