compartir en:

México.- Al término del 2015, Carlos Salcido parecía desahuciado en sus intenciones de culminar su carrera en las Chivas de Guadalajara; estaba prácticamente negociado con Jaguares de Chiapas y Matías Almeyda le había abierto la puerta para terminar vistiendo otros colores.
Hoy con el paso del tiempo la fortuna le sonríe, pues no solo se ganó su lugar en el equipo, sino que ha conseguido la titularidad.
“Estoy tratando de hacer mi máximo esfuerzo, aportando mi granito de arena y quiero aprovechar. Me da gusto que el equipo ha hecho buenos partidos, se ha matado para conseguir triunfos y los ha conseguido; ahí vamos, no hemos logrado nada ni tenemos nada seguro, pero siempre es mejor trabajar la semana cuando sacas tres puntos”, dijo Salcido.
Incluso entendió su posición en el equipo, y en su momento asumió que no por ser de los más experimentados en el equipo tendría su puesto garantizado.
“Me sentía raro, diferente, porque estaba acostumbrado a estar participando, pero lo entendí. En Chivas no es Carlos Salcido, ni Bravo, ni Castro; es Chivas, un equipo”, sostuvo.

Por: Ddm Staff