CUERNAVACA, MORELOS.- Las 13:14 horas, 19 de septiembre. La tierra se estremecía similar a lo que lo hizo hace 32 años, pero esta vez los mayores daños no serían en la Ciudad de México, sino en Morelos.

Un sismo de magnitud 7,1, con duración de 1 minuto y con epicentro en Axochiapan, originó el desastre más costoso en vidas y monetario en la entidad, cobrando 74 víctimas y generando daños por 5 mil 700 millones de pesos.

En Cuernavaca, los daños mayores se dieron en la emblemática Torre Latinoamericana, de la que algunos pisos colapsaron por no soportar la antena de una estación radial.

A nivel estado, Jojutla fue el más afectado, pues presentó la mayoría de daños y muertes.

Según el Fonden, hubo pérdias 15 mil 801 viviendas , de las cuales 5 mil 370 con daño total. Mientras que el censo del Gobierno del Estado dijo que fueron 23 mil 793 viviendas, de ellas 7 mil 410 con daño total.

Las afectaciones a escuelas fueron en 1 mil 837 planteles y 36 deberán ser reconstruidos.

La tragedia obligó a que los 33 municipios fueran declarados en desastre, para acceder a los apoyos del Fonden.

Fue cuando el Gobierno federal entró al quite y apoyó con 688 millones 539 mil pesos, el tercer estado con mayores recursos por atrás de Chiapas y Oaxaca.

Posteriormente, se decretó la creación de Unidos por Morelos, para atender a las familias y empresas que que no fueron incluidas en el Fonden.

El desastre hizo que el presidente Enrique Peña Nieto visitara la entidad en 3 ocasiones, para recorrer Jojutla, Tlayacapan y Yautepec.

Lo mismo que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para coordinar los apoyos, y el titular de Turismo federal, Enrique de la Madrid, para coordinar la reconstrucción del patrimonio cultural afectado.

Mientras que el titular de Salud, José Narro, supervisió los daños en hospitales de la entidad.

A pesar de la tragedia, la entidad vivió momentos memorables, como las muestras de solidaridad que llegaron de todo el país, el nacimiento del bebé Ángel Mateo en el IMSS de Plan de Ayala, en medio del sismo y el conmovedor relato del soldado Martín Moctezuma, que lloró por no poder rescatar con vida a la esposa e hija de un fotógrafo morelense.

Por: ddm staff
[email protected]