Cuauhtémoc Blanco Bravo, Gobernador de Morelos, aseguró que no se quedará con los brazos cruzados y continuará denunciando las irregularidades detectadas en la pasada administración.

Lo anterior, luego de que el ex titular de la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES) Alberto Capella presentó una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos por las declaraciones que emitió en su contra el Gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo.

Al respecto, el Mandatario aseguró que lo que ha hecho es presentar denuncias por el desvío de recursos en el que incurrió el ex funcionario, “pero en ningún momento lo he agredido, aquí tiene una denuncia y veremos hasta donde llega”.

Blanco Bravo aseguró que si detecta más irregulares estas serán denunciadas, por ahora sigue a la espera de que existan avances en las denuncias que ya se presentaron con anterioridad, pues en siete meses no se han presentado resultados, lo mismo sucede con las denuncias presentadas en contra de Graco Ramírez.

“Con mucho gusto responderemos a los cuestionamientos de Derechos Humanos, pero creo que al señor no le pareció lo que dije, las verdades al final duelen, ese es una realidad, no hay que tapar el sol con un dedo”, declaró.

Blanco Bravo sospecha que el ex mandatario pudiera estar recibiendo protección debido a que no se ha procedido en su contra, “anda muy campante después de la desviación de los recursos en la que incurrió”.