compartir en:

México.- Por primera vez, los animales fueron considerados en las labores de rescate y como afectados de un fenómeno natural, como el sismo del pasado 19 de septiembre, afirmó el presidente de la Asociación Mexicana por el Derecho de los Animales (Amedea), Gustavo Larios.

“Es una realidad que en este sismo, a diferencia de todos los demás momentos difíciles como inundaciones y demás, ya la sociedad ve que el rescate a los animales debe formar parte de todos los diferentes mecanismos de salvamento y no solamente del ser humano”, declaró en entrevista con Notimex.

Aseguró que este hecho es muy importante porque seguramente va a llevar a reformas en materia de protección civil, que consideren a los animales en los protocolos de actuación en desastres naturales y en su protección ante estos acontecimientos.

“Antes la frase común que encontrábamos era `quién se va a estar ocupando de los animales lo que importa son los humanos´, hoy en día lo que se está demostrando ya en los hechos, es que van juntos los humanos y los animales, a quien se le encuentre se le rescata”, comentó.

Gustavo Larios destacó la participación de las personas y el papel de la tecnología en la búsqueda de mascotas y en la organización de refugios para los animales, incluso señaló que aplicaciones como HuellitasApp, han colaborado con procurar el bienestar de los animales.

Indicó que la legislación ya considera como delito la muerte intencional de los animales, lo que consideró un avance importante el que exista una relación entre la normatividad y las demandas de la sociedad civil.

“Que además la propia sociedad ya vea no solamente como natural, sino como una demanda ciudadana el que los animales también sean considerados por los protocolos para el rescate”, señaló.

El presidente de la Amedea propuso crear refugios donde en caso de desastres las personas puedan acceder con sus mascotas, y que en situaciones normales funcionen para atender a los animales en situación de riesgo.

“Las autoridades deberían de tener refugios públicos, nuestra organización hemos pugnado porque en la medida el gobierno establezca refugios públicos para poder hacer frente a esta clase de fenómenos, pero también en lo cotidiano”, aseveró.

De igual manera, enfatizó en que la respuesta que tuvo la sociedad con los animales fue destacada, pues no sólo se organizaron refugios, también se ayudó a las personas que perdieron a sus mascotas y se recabó alimento para ellos.

“Encontramos cosas que pueden ser desorganización o que pueden ser incluso mecanismos de fraude para aprovecharse de la situación también, pero en términos generales la respuesta de la gente nos ha dejado muy satisfechos, hay mucho más empatía hoy en día”, señaló.