compartir en:

Tras recibir denuncias ciudadanas, el operativo de rescate en el domicilio con dirección calle Sur 71-A, estuvo a cargo del Instituto de Verificación Administrativa (Invea) y personal delegacional, quienes recuperaron  38 caninos que vivían en jaulas, entre suciedad, basura, heces fecales y sin recibir atención veterinaria.

Al respecto, la delegada de Tláhuac, Dione Anguiano, comentó que se actuó conforme a derecho; y, pese a todo, lo primero que se dejó en claro es que estos animales no pueden estar aquí en condiciones infrahumanas", enfatizó.

Según reportes, fueron los malos olores y el excesivo ruido provenientes del inmueble lo que alertó a los vecinos de que en ese sitio se criaban los perros de manera irregular.

Una vez que el resultado de la visita de verificación sea calificado y se notifique al propietario del inmueble y de los canes, éste deberá presentar los documentos que acrediten la legal operación del giro mercantil que se desarrollaba en esta vivienda. 

Los canes estarán en resguardo de la delegación Iztapalapa, en la Clínica Veterinaria ubicada en la Unidad Habitacional Vicente Guerrero, en tanto el propietario resuelve su situación jurídica y acredita su legal posesión.

En caso de no contar con los documentos que garanticen su procedencia, los ejemplares serán puestos en adopción.

Durante el operativo, el encargado de vigilar el inmueble fue detenido y el responsable  puesto a disposición del Ministerio Público en la Fiscalía de Delitos Ambientales de la Procuraduría capitalina como presunto autor de maltrato animal, mientras que el inmueble quedó asegurado por la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.