compartir en:

La alcaldía de Tijuana proporcionó alimentos y abrigo a 350 personas en situación de calle, además de ofrecerles un cambio de imagen con el fin de mejorar sus condiciones de vida.

Lo anterior forma parte del Programa de Inclusión de Personas en Situación de Calle, mediante el cual los indigentes recibieron alimentos, ropa, zapatos, cobijas, atención médica y dental, además de un corte de cabello.

Entre las personas rescatadas se encontraban seis ciudadanos estadounidenses, dos guatemaltecos, una costarricense, y una salvadoreña, a quienes se les dará la oportunidad de regresar a su país o trabajar en México.

Tras una valoración médica fueron llevados a un hospital, a un instituto psiquiátrico, a un centro de rehabilitación o a un albergue, dependiendo de su estado de salud.

Mario Osuna, titular de la Secretaría de Desarrollo Social Municipal, indicó que dichas acciones serán permanentes, “con el fin de buscar una solución social y humanista a este tema de personas que deambulan por la ciudad”.