Cuernavaca, Morelos.- El beneficio que el Paso Express “Tlahuica” ofrece a lo largo de sus 14.5 kilómetros de norte a sur, se diluirá de sur a norte, cuando los miles de vacacionistas de la Semana Santa regresen a sus lugares de origen y se enfrenten al embudo que significa salvar el entronque de la autopista con la avenida Morelos, a la altura de El Polvorín, advirtió ayer el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), Jorge Mátar Vargas.

El dirigente camaral reconoció que la circulación en la vía de comunicación mejoró sustancialmente con la apertura de los diez carriles, pero el problema en el extremo sur persiste y tendrá que encontrarse una solución pertinente.

El primer momento de crisis que se presente será el regreso de los vacacionistas, pero cuando reinicien las clases en los centros educativos, el problema será de forma permanente.

Dijo que la Canacintra, como parte del Consejo Coordinador Empresarial (CEE), solicitó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que analice la problemática y resuelva el conflicto.

“Se está criticando mucho el Paso Express, pero para el sector industrial ha resultado benéfico”, dijo el representante al referirse a la apertura y conclusión de los trabajos más significativos.

Sin embargo, señaló que lo que ocurre en la entrada sur no puede soslayarse.

“De que se tiene que hacer algo, se tiene que hacer algo”, expresó, con el propósito de que la mejora de la conectividad sea, en general, para todos los que usan la vía de comunicación y no sólo para los que van hacia el puerto de Acapulco.

Dijo que más adelante, este beneficio también podrá verse para los morelenses, en la conectividad que se tenga con el aeropuerto “Mariano Matamoros”.

Mátar Vargas encabezó ayer la primera sesión ordinaria de la Mesa Directiva de la Canacintra, en la que rindió su primer informe de actividades y entregó nombramientos respectivos.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...