Los padres de una niña de un año y tres meses la reportaron como desaparecida; pero la menor fue hallada en su propia casa entre ropa y basura. Los padres habían consumido la droga llamada “cristal”.

Los hechos tuvieron lugar en el puerto de Ensenada. La Procuraduría General de Justicia del Estado, lanzó una investigación para encontrar a la bebé, luego de que sus padres, Jonathan Gutiérrez Madrigal e Itzel López Romero, la reportaran como desaparecida.

Los ciudadanos del puerto de Ensenada se solidarizaron en redes sociales y compartieron el reporte del extravío, pidiendo ayuda para encontrar a la menor.

Pero cuando los padres fueron cuestionados por los agentes sobre lo que ocurrió, ambos tenían versiones diferentes. Primero habían dicho que alguien había roto un vidrio de la casa y se había robado a la niña.

Ambos presentaban síntomas de haber consumido alguna sustancia. Al final confesaron que habían consumido cristal, una droga sintética.

Los agentes se trasladaron a la casa, ubicada en la calle Ópalo de la colonia Industrial, y encontraron a la niña sentada sobre un sillón, entre ropa, cobijas y basura.

Debido a las condiciones en las que vivía y a la situación de los padres (quienes confesaron consumir cristal), la niña quedó a disposición del DIF de Baja California para que una autoridad judicial decida quién se hará cargo de la bebé.

La Subprocuraduría de Justicia de zona Ensenada informó que abrió una carpeta de investigación: la menor Tania Itzel Gutiérrez López, de un año y tres meses de edad, fue reportada como desaparecida y fue localizada sana y salva.

Según la Encuesta de Consumo de Alcohol, Drogas y Tabaco 2016-2017, Baja California tiene el primer lugar en el país en consumo de anfetaminas, con Tijuana como la capital de este negocio.