compartir en:

Los resultados de las elecciones del 5 de junio cimbraron al Partido Revolucionario Institucional con la renuncia de Manlio Fabio Beltrones a la dirigencia nacional del tricolor.

“Acudo a esta comisión política permanente para entregar un balance de los resultados electorales del pasado 5 de junio. Ya se hizo entrega al secretario técnico de la comisión de un informe minucioso, para que este órgano colegiado determine lo conducente”, comenzó su discurso.

“Estoy convencido de que los priístas estamos obligados a hacer una profunda reflexión sobre lo ocurrido el 5 de junio, tanto por la enorme responsabilidad con los ciudadanos en los estados donde ganamos, como en los estados donde no logramos la victoria. Nuestra responsabilidad como primera fuerza política nacional así lo exige”, continuó..

Al hacer una evaluación sobre los procesos electorales de este año, Beltrones recordó que, al interior de su partido, “hay que resaltar que, como siempre, nuestro partido se preparó para el proceso electoral de manera muy seria y a profundidad. Destaco que la elección de nuestros candidatos y candidatas fue un proceso difícil por la alta calidad de nuestros cuadros militantes. El Comité Ejecutivo Nacional tuvo que multiplicarse, trabajar sin descanso, para atender a una elección sin precedentes. Cada uno de los representantes cumplió la labor que le correspondía. A todos ellos, mi reconocimiento”, indicó.

“Lo digo con claridad y con plena convicción: no admito la idea de que con otros candidatos, hubiéramos obtenido distintos resultados. Las realidades son evidentes”, señaló.

Al final, señaló una numeralia general de su partido en el mapa político mexicano: “Y considerando los resultados en las elecciones previas, el PRI gobernará a 15 estados y el 45 por ciento de la población nacional. Tenemos el 48 por ciento de los municipios que se eligieron. Con los resultados obtenidos y sin reducir un ápice la importancia de lo debido, debemos sestar orgulloso de ser el único parido de los que compitió en las pasadas elecciones,  realmente competitivo”, señaló.

“Tuvimos un tropiezo electoral”

Luego de hacer un exhaustivo análisis de los comicios del 5 de junio, comparado los resultados de su partido con respecto a los resultados de otros partidos, donde reforzó su premisa de que el partido es “el único partido realmente competitivo en todo el país”, el dirigente nacional del PRI señaló que, en su partido, “Tuvimos un tropiezo electoral, pero no una derrota política”, señaló Beltrones.

“No tengo duda alguna: en el centro de esta discusión, se encuentran las reformas estructurales”, refirió señalando sobre las acusaciones a su partido en el pasado período electoral.

“Lo que está en juego es el proyecto de nación para el Siglo XXI. Lo que está en juego es el México que aspiramos para nosotros y para nuestros hijos. No nos confundamos, no es solo la numeralia electoral. El PRI debe salir con la claridad que debe defender un proyecto que da futuro y viabilidad a nuestros hijos. Las reformas transformadoras han recibido reconocimiento entre nosotros y a nivel internacional por los cambios”, aseveró Beltrones.

 

“Hoy toca hacer una pausa”: Beltrones Rivera

 

“Nos queda claro que nuestro partido tiene que cambiar, y es necesario una transformación a fondo que atienda a la gente. Es cierto: también, el PRI debe cuidarse ante momentos como este a no ocurrir errores similares a la que hace otros partidos. Debemos competir con decisión pero sin perder el rumbo.

Todos los dirigentes estamos llamados a reflexionar el rumbo.

Toda dificultad trae una oportunidad. Cada problema tiene una solución. El Partido requiere establecer una construida relación con sus miembros. No basta el diálogo permanente y fructífero con el presidente. El Partido en el gobierno debe apoyar, y su gobierno debe comunicarse y comprometerse más con su partido. Es necesario que haya una correspondencia y retroalimentación en las agendas de gobierno y partido. Es imprescindible, diría que es urgente y prioritario, que reforcemos la rendición de cuentas de los servidores públicos, de los gobernantes y de todos los integrantes del PRI. que oigamos las demandas de castigo a la impunidad. Requerimos hacer el papel del partido político como vigilantes, y actuar con determinación a tiempo para reconocer, corregir y sancionar conductas irresponsables.

EL PRI debe ser un partido más funcional, mejor articulado y más abierto. Debemos recuperar la vocación política y reforzar nuestros cuadros dirigentes. Debemos discutir el enlazamiento entre todos los sectores y con la ciudadanía.

Soy un hombre, al que desde pequeño, me inculcaron valores y valor. Siempre he sido factor de unidad, y en esta ocasión, no será distinto.

Hace años me expresé a favor de la unidad de partido mi voluntad. Así fue que participé desde el poder legislativo pra aaprobar las reformas en las que creo, en las que estoy convencido, que han generado una nueva revolución en México, y dándole al país las nuevas instituciones. Lo hicimos todos compartiendo la responsabilidad y compartiendo la visión y audacia del presidente Enrique Peña Nieto para sacar adelante las reformas que el país tenía lustros en verlas adelante.

Mi vocación es la política, como estoy seguro que es la de todos ustedes, y seguiré teniéndola. No obstante, toca hoy hacer una pausa para continuar después en la búsqueda de los objetivos que, en todos estos años, hemos venido platicando para encarar las nuevas circunstancias de nuestro México.

Veamos los nuevos retos que enfrenta México, todo ello con la decisión del electorado.

Ahora hay que darle un nuevo orden. Por eso estoy seguro que debemos generar un nuevo sistema político para generar competitividad con estabilidad. Ese es el gran paso para mejorar la democracia.

Es la hora de modernizar nuestro sistema político. Solo así estaremos en condiciones de crecer; de lo contrario, todo se reducirá a cambiar unos por otros, pero con los mismos resultados en la mayoría de las veces.

Estos planteamientos son producto de algo que podría lograrse con la voluntad política de todos. Es necesario que estas y muchas otras ideas se discutan y se resuelvan en la próxima asamblea nacional del PRI. Nada puede posponerse y postergarse; insisto, es el proyecto de país que queremos, y debemos defender.

La vida y la política siempre imponen retos, muchos de ellos que no están en la mano de nosotros resolvernos. Siempre es importante asumir con lealtad las consecuencias. Por ello, en consecuencia con el compromiso que asumí, es que hoy presento mi renuncio a la presidencia del PRI, para permitir que otra dirección encabece las trasnformaciones que nuestro partido merece.

No se trata nada más de ver el orden interno, sino de ver el tipo de país que queremos, y eso debe discutirse a profundidad.

No es una medida irreflexiva; es una decisión responsable para abrir el debate interno y permitir que el órgano colegiado de nuestro partido tome la mejor decisión a seguir en nuestra próxima asamblea nacional para mantener al partido actualizado, sólido y competitivo.

Finalmente, dejo constancia pública de mi profunda gratitud con los militantes y simpatizantes priístas en el país, que son el corazón y el futuro del PRI. Ellos son la fuerza vital para seguir, y a quien le debemos la lealtad y nuestros compromisos en esta época de retos.

 

 

Contexto

 

Beltrones Rivera presentó este lunes su renuncia como Presidente Nacional ante el Comité Ejecutivo Nacional de dicho instituto político, luego de haber ganado únicamente cinco de doce gubernaturas en los pasados comicios.

 

Ha trascendido que desde las 18:00 h se ha reunido la Comisión Política Permanente del PRI, y que el dirigente nacional habría presentado su renuncia ante el presidente Peña Nieto. Previamente, Beltrones anunció a través de su cuenta de Facebook que dará un mensaje en la Comisión.

m

Manlio Fabio Beltrones

El PRI recuperó las gubernaturas de Sinaloa y Oaxaca, además conservó Hidalgo, Tlaxcala y Zacatecas. Sin embargo, perdió Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Quintana Roo, Veracruz y Tamaulipas, ante los candidatos del PAN y de la alianza PAN-PRD.

Manlio Fabio Beltrones fue nombrado dirigente nacional del PRI el 20 de agosto de 2015, con su compañera de fórmula, Carolina Monroy, ex presidenta municipal de Metepec, Estado de México, para el período 2015-2019.

Manlio Fabio Beltrones aseguró que el PRI no anda buscando presidente, porque ya lo tienen. Foto de @raymundoking

Manlio Fabio Beltrones y Carolina Monroy. Foto de @raymundoking

El nombramiento de Beltrones se llevó a cabo después de que el 7 de junio de 2015, el PRI obtuvo el primer lugar con el 29.10 por ciento en la elección nacional para diputados.

Los estatutos del PRI señalan que Carolina Monroy deberá ocupar el cargo hasta que el Consejo Político de su partido tome una decisión.