compartir en:

Washington.- Resolver el déficit comercial de Estados Unidos con México y Canadá se presenta como un gran escollo y un riesgo para lograr una renegociación del Tratado de Libre Comercio de America del Norte (TLCAN) que siga beneficiando a los tres países, se dijo hoy aquí.

Santiago Levy, vicepresidente para Sectores y Conocimiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), reconoció que si bien existen muchas cosas que se pueden modernizar e incorporar para actualizarlo, el acuerdo no es el instrumento para resolver algo sobre lo que México y Canadá no tienen control.

Hablando aquí en el foro organizado por el Banco de Desarrollo de America Latina, Levy consideró que el tema no debería incluso ser el objetivo por la cual Estados Unidos busca renegociar el acuerdo puesto en vigor en 1994.

Hizo notar que el déficit comercial que Estados Unidos tiene con México representa apenas 0.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de este país.

“Eso no debería ser una razón por la cual un acuerdo comercial que ha traído tantísimos beneficios para los tres países no siga adelante. Ese es el escollo que yo veo, lo veo muy serio, porque es un problema que ni México, ni Canadá pueden arreglar”, dijo.

Levy dejó en claro que si la administración del presidente Donald Trump quiere resolver el desbalance del déficit, algo que se ha convertido en un aspecto álgido en las conversaciones que llevan a cabo los tres países, “eso no va a funcionar”.

“México y Canadá no tienen ningún control y el TLCAN no es el instrumento para arreglarlo. Quitando ese escollo, yo creo que es razonable pensar que se puede llegar a un tratado adecuado, modernizado que siga dando los beneficios a los tres países”, apuntó.