Cuernavaca, MORELOS.- Vicente Loredo Méndez, titular de la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización (ESAF), dijo ayer que el primer informe de actividades que presentará el próximo mes a los integrantes de la LIII Legislatura reflejará la autonomía presupuestaria de la que ahora goza el organismo fiscalizador, y el fin de la época en la que la auditoría funcionó como agencia de colocaciones de diputados.
Informó que la nueva Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas del Estado de Morelos, aprobada en julio de este año, obliga a la ESAF a informar al Congreso local, a más tardar en el mes de noviembre, del estado general que guarda la institución.
Loredo Méndez indicó que será un informe detallado de todos los rubros de la ESAF, desde el trabajo que se hizo en el propio desarrollo de la institución, hasta el avance que tiene el abatimiento del rezago de la revisión de la cuenta pública.
Pero, sobre todo, señaló que el informe deberá reflejar las condiciones mucho más favorables en las que ahora se realiza el trabajo, pues a partir de la decisión de algunos diputados de la actual legislatura, se le dio autonomía presupuestal.
Esto quiere decir, que ahora, es la propia ESAF la que se encarga del ejercicio del presupuesto y un aspecto en el que esto se ve reflejado, es la contratación de personal; ahora, todos los que aparecen en la nómina, son empleados reales.
Loredo Méndez hizo un reconocimiento a los legisladores que decidieron acabar con la práctica común, desde la creación del órgano fiscalizador, de servir para dar de alta a empleados que cumplían actividades ajenas o, en el peor de los casos, sólo cobraban.

Facultades
La Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas dio a la ESAF facultades amplias para dar seguimiento a las denuncias fundadas en que se presuma manejo indebido de los recursos públicos.

"Será un buen informe, que reflejará el cambio radical del desarrollo de la institución.” Vicente Loredo, titular de la ESAF

 

Por: Antonieta Sánchez /  [email protected]