El 29 de enero entregan la primera etapa del Acueducto de la Antigua Hacienda Buenavista

CUAUTLA, MORELOS.- Los trabajos de remodelación de la primera etapa del Acueducto de la Antigua Hacienda de Buenavista, en el centro histórico, inscrito en el decreto por el que se declara la zona de monumentos históricos de Cuautla, presenta un 95 por ciento avance, por lo que el proyecto estará concluido a más tardar el viernes 29 del presente.

Juan Gómez Santoyo, titular de la Dirección de Desarrollo Urbano del ayuntamiento cuautlense, dio a conocer que el propósito central de este proyecto es rehabilitar y embellecer este monumento histórico, que abarca desde la calle Del Abrigo, Capitán Salas hasta la calle de Angustias de Calleja, el cual data de la época de la Colonia, con base en las especificaciones y materiales establecidos por el Centro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Morelos.

El funcionario explicó a detalle que el Ayuntamiento obtuvo, en tiempo y forma, la autorización por parte del Centro INAH para llevar a cabo su intervención en este 2021.

El proyecto, definido como un ejercicio ciudadano, contó con la participación invaluable de varias instituciones, asociaciones y organismos, entre las que destaca: la Dirección General de Obras Públicas, Desarrollo Urbano Sustentable y Protección Ambiental.

También se contó con el apoyo de las regidurías de Protección al Patrimonio Cultural; Obras Públicas, y Servicios Públicos; la Asociación Mexicana de Voluntariado Internacional (AMVIAC), A.C.; el Colegio de Ingenieros Civiles del Oriente del Estado de Morelos, A.C.; Colegio de Arquitectos de Morelos, sección Cuautla, A.C., y el Consejo del Patrimonio Histórico de Cuautla, A.C., quienes aportaron la mano de obra, en tanto que el Ayuntamiento contribuyó con los materiales.

Explicó que los trabajos de la primera etapa del proyecto consistieron en el retiro de basura y escombro, que se encontraba en la parte superior del acueducto; limpieza de los muros y parte inferior; tala de dos árboles pegados al acueducto; reparación de grietas en las cuales se inyectó cal; pintura de esmalte sobre herrería; aplicación de pintura vinílica con 10 por ciento de cal, de acuerdo con las especificaciones del Instituto.

El último tramo del muro del inmueble histórico, que abarca de la calle Víctimas de Calleja hasta Yedras no será pintado, se dejará al natural; únicamente se hará un recubrimiento con jabón y alumbre, que es un mineral a base de sal que contiene sulfato de potasio, para impermeabilizarlo.

En este tramo, la banqueta con la guarnición del lado del muro será ampliada a dos y medio metros de ancho a solicitud de los vecinos.

La segunda etapa consistirá en la remodelación integral del acueducto.

Por REDACCIÓN DDM / local@diariodemorelos.com