compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Vecinos de Chipitlán quienes se inundaron por quinta ocasión, luego del crecimiento del cauce de la barranca que pasa debajo del Paso Express, exigieron a la autoridad reparar los daños y atender el problema del taponamiento que generó que el agua se metiera a las casas.
Sergio Marín Brito, titular de la delegación Lázaro Cárdenas, informó que el problema de la calle Andador Mitre y de la Unidad Habitacional Palmira, está asentado en las minutas que se firmaron con representantes de la SCT y de la empresa encargada de la obra.
Señaló que la inundación que afectó a 5 casas de esta zona, en donde se registró el socavón el 12 de julio, es provocado por el taponamiento del drenaje que en días pasados colapso por los trabajos que se están realizando.
El agua comienza a subir y busca su cauce natural, tanto de la barranca de Santo Cristo como del apantle que se encuentra en el Andador Mitre, con la lluvia el nivel de estos dos arroyos aumenta y se mete a los domicilios aledaños.
Ayer, después de la media noche, se activó la alarma vecinal que fue colocada para usarla en caso de cualquier emergencia relacionada con la inseguridad, pero los habitantes de estas dos zonas, la usaron para alertar a los demás vecinos de la creciente.
“En menos de 20 minutos, el agua comenzó a subir de nivel y se metió a los domicilios, afectando a siete casas habitacionales y 13 vehículos”, aseguró; luego arribaron cuerpos de rescate y se determinó cerrar la circulación del Paso Express, así como el evacuar a las familias a un hotel.
Marín Brito aseguró que este escenario podría presentarse en la siguiente lluvia, pues está colapsado el drenaje que pasa debajo de los carriles y no hay salida del cauce.

Por: CARLOS SOBERANES
[email protected]